El Cisne negro (Black Swan): las dos caras del alma

Publicado en por Mila Marcos

Por Mila Marcos.

 

El Cisne negro (Black Swan). Critica positiva y opinión personal sobre la película meses atrás estrenada. Producción dotada de un brillante reparto, música y fotografía.Fue una de las máximas triunfadoras en la gala de los Oscar de la academia 2011, en cuanto a nominaciones se refiere, aunque finalmente solo se la premio con una estatuilla a la mejor actriz principal.

Sinopsis:

El filme cuenta la historia de Nina (Natalie Portman), una bailarina en una compañía de ballet de Nueva York, cuya vida se consume totalmente con la danza. Vive con su madre, bailarina retirada, Erica (Barbara Hershey) que, celosa, apoya la carrera profesional de su hija.

Cuando el director artístico, Thomas Leroy (Vincent Cassel), decide sustituir a la estrella de su ballet, Beth MacIntyre (Winona Ryder), para su nueva producción El Lago de los Cisnes, Nina es su primera opción.

Comienzan los traumas y la competencia cuando Lily (Mila Kunis) llega a la compañía impactando, entre otros, a Leroy.

Análisis y Crítica:

He aquí, sin lugar a dudas, la obra maestra de Darren Aronofsky, quien ha dotado al cine con películas de la talla de El luchador.

Predominan, en distintas escenas, la pureza, la belleza y la perfección, así como la lujuria, la compulsión y la autodestrucción.

Está repleta de poderosas imágenes hipnóticas y pasionales.

Cisne negro es una vorágine de belleza extrema, enfermiza, morbosa, dura y fascinante.

Opinión:

Los sonidos y las imágenes, que acosan al espectador, se adentran bajo la piel. Esa fotografía en blanco y negro, los sonidos y la música que emocionan y desconciertan, llegando a generar una angustia real, hacen de esta producción una obra de arte en mayúsculas.

En la película predominan las escenas impactantes que se acumulan en la mente sin pausa ni piedad. Portman se deja la piel y llega al público de una manera impresionante e impactante.

Lo mejor: Su tremendamente interesante base argumental sumada a grandes interpretaciones.

Lo peor: La desolación y desesperación que traspasa la pantalla hiriendo al espectador.

El Cisne negro (Black Swan).

Etiquetado en CINE

Comentar este post